Listado de patologías

Bienvenido

Las patologías que aparecen en el siguiente listado son las enfermedades que representan los socios de FEDER. Si deseas consultar información sobre una patología que no está en este listado ponte en contacto con el Servicio de Información y Orientación de FEDER:

 

Teléfono de Atención: 91 822 17 25

E-mail de contacto: sio@enfermedades-raras.org

 

La información aquí proporcionada se basa en artículos científicos publicados. Estos textos generales quizás no se pueden aplicar a casos específicos, debido a la amplia variabilidad en la expresión de la enfermedad. Dada la rareza de estas enfermedades, los tratamientos descritos en los resúmenes no siempre están basados en la evidencia. La información contenida en los resúmenes no pretende sustituir las recomendaciones y directrices específicas existentes a nivel local, regional o nacional. Alguna información podría parecer impactante. Es de suma importancia corroborar con un profesional médico si la información proporcionada es relevante o no para cada caso específico.

La información aquí recogida tiene como fuente, en la mayoría de los casos, Orphanet, y en unos pocos casos, ha sido proporcionada por alguna asociación de referencia de la patología. En ningún caso la autoría de dicha información es de FEDER.

Puede suceder que se genere nuevo conocimiento entre actualizaciones y que aún no aparezca reflejado en la reseña de la enfermedad. La fecha de la última actualización está indicada. Siempre se recomienda a los profesionales consultar las publicaciones más recientes antes de tomar cualquier decisión basada en la información proporcionada.

La información disponible en este apartado no pretende reemplazar a la proporcionada por los profesionales de la salud. FEDER no se responsabiliza del uso perjudicial, parcial o erróneo de cualquier información encontrada en esta web.

 

Patología

Hiperoxaluria primaria tipo 1

Tipo:

Enfermedades Endocrinas, Nutricionales y Metabólicas

Conocido también como:

Aciduria glicólica

o como:

Deficiencia de alanina glioxilato aminotransferasa peroxisomal

Prevalencia

OMIM

259900

ORPHANET

93598

CIE

E74.8

Descripción

La hiperoxaluria primaria tipo 1 (PH1) es un trastorno poco frecuente del metabolismo del glioxilato, caracterizado por la acumulación de oxalato debido al déficit de la enzima hepática peroxisomal L-alanina: glioxilato aminotransferasa (AGT). La presentación clínica es variable, desde una nefrolitiasis sintomática ocasional hasta una nefrocalcinosis y una enfermedad renal en fase terminal con afectación sistémica. La prevalencia de la PH1 registrada en Europa varía desde 1/333.000-1/1.000.000. Se han descrito prevalencias mayores en poblaciones específicas con una tasa alta de consanguinidad. Descripción clínica Hay una heterogeneidad importante en la presentación clínica y en el inicio de la PH1. La forma infantil grave se caracteriza por un retraso en el crecimiento, nefrocalcinosis con o sin nefrolitiasis y una insuficiencia renal en fase terminal temprana. La aparición en la infancia y adolescencia se caracteriza a menudo por urolitiasis recurrente (con o sin nefrocalcinosis) e insuficiencia renal progresiva. La forma de aparición tardía se caracteriza principalmente por cálculos renales ocasionales con una enfermedad de aparición en la edad adulta, pero puede producirse una insuficiencia renal aguda con obstrucción bilateral de los riñones por piedras de oxalato. Otras manifestaciones incluyen infecciones del tracto urinario, disuria y hematuria. La oxalosis sistémica en curso también puede dar lugar a otras manifestaciones clínicas como defectos de conducción cardiaca, calcificación vascular y gangrena distal, alteración de la visión, depósitos retinianos específicos de color marrón, nódulos cutáneos, afectación en las articulaciones y enfermedades óseas que dan lugar a fracturas en pacientes dependientes de diálisis de largo plazo. Etiología La PH1 se debe a un defecto de la enzima hepática peroxisomal AGT causado por mutaciones en el gen AGXT (2q37.3). El defecto en AGT, que normalmente convierte el glioxilato en glicina, da lugar a un incremento del pool de glioxilato, que se convierte en oxalato y glicolato. Métodos diagnósticos El diagnóstico clínico se sospecha en base a los rasgos clínicos junto con la composición de las piedras de puro oxalato de calcio monohidrato y se confirma mediante determinación de oxalato en orina: ratio de creatinina, test genéticos moleculares y por la actividad catalítica de AGT en biopsia de hígado. Diagnóstico diferencial El diagnóstico diferencial incluye: hiperoxaluria primaria tipo 2, hiperoxaluria primaria tipo 3, enfermedad de Dent e hipercalciuria-hipomagnesemia-nefrocalcinosis familiar; también formas secundarias de hiperoxaluria y urolitiasis idiopática por oxalato cálcico. Diagnóstico prenatal Son posibles el test genético prenatal y el diagnóstico genético preimplantacional para los embarazos de riesgo en familias afectadas. Consejo genético El patrón de transmisión de la PH1 es autosómico recesivo y los heterocigotos son asintomáticos. El consejo genético debe ofrecerse a los individuos afectados y a los miembros de la familia con riesgo. Manejo y tratamiento Un tratamiento intenso y temprano es esencial para mantener la función renal. El tratamiento implica minimizar los depósitos de oxalato de calcio antes de provocar una insuficiencia renal avanzada mediante el mantenimiento de una diuresis abundante, y administración de vitamina B6 (piridoxina), e inhibidores de la cristalización calcio-oxalato (citrato, pirofosfato, y magnesio). Puede considerarse un trasplante combinado de hígado-riñón en la mayoría de pacientes como procedimiento preferente, y debe evitarse cualquier tipo de diálisis o al menos minimizarse. Para el tratamiento de la hiperoxaluria primaria en Europa, en el futuro, podría estar disponible un vector viral adeno-asociado de serotipo 5 conteniendo el gen humano alanina-glioxilato aminotransferasa o una terapia celular. Pronóstico El pronóstico es muy desfavorable si no se trata una PH1 manifiesta. En el futuro, el pronóstico puede mejorar mediante terapia celular/genética o uso de chaperonas.

 

Entidades relacionadas:

AIRG-E - Asociación para la Información e Investigación sobre Enfermedades Renales Genéticas