Listado de patologías

Bienvenido

Las patologías que aparecen en el siguiente listado son las enfermedades que representan los socios de FEDER. Si deseas consultar información sobre una patología que no está en este listado ponte en contacto con el Servicio de Información y Orientación de FEDER:

 

Teléfono de Atención: 91 822 17 25

E-mail de contacto: sio@enfermedades-raras.org

 

La información aquí proporcionada se basa en artículos científicos publicados. Estos textos generales quizás no se pueden aplicar a casos específicos, debido a la amplia variabilidad en la expresión de la enfermedad. Dada la rareza de estas enfermedades, los tratamientos descritos en los resúmenes no siempre están basados en la evidencia. La información contenida en los resúmenes no pretende sustituir las recomendaciones y directrices específicas existentes a nivel local, regional o nacional. Alguna información podría parecer impactante. Es de suma importancia corroborar con un profesional médico si la información proporcionada es relevante o no para cada caso específico.

La información aquí recogida tiene como fuente, en la mayoría de los casos, Orphanet, y en unos pocos casos, ha sido proporcionada por alguna asociación de referencia de la patología. En ningún caso la autoría de dicha información es de FEDER.

Puede suceder que se genere nuevo conocimiento entre actualizaciones y que aún no aparezca reflejado en la reseña de la enfermedad. La fecha de la última actualización está indicada. Siempre se recomienda a los profesionales consultar las publicaciones más recientes antes de tomar cualquier decisión basada en la información proporcionada.

La información disponible en este apartado no pretende reemplazar a la proporcionada por los profesionales de la salud. FEDER no se responsabiliza del uso perjudicial, parcial o erróneo de cualquier información encontrada en esta web.

 

Patología

Síndrome de Pallister-Hall

Tipo:

Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos, y ciertos trastornos que afectan el mecanismo de la inmunidad

Prevalencia

<1 / 1 000 000

OMIM

146510

ORPHANET

672

CIE

D33.0

Descripción

El síndrome de Pallister-Hall (PHS), es un trastorno malformativo pleiotrópico y con un patrón de transmisión autosómico dominante, caracterizado por hamartoma hipotalámico, disfunción hipofisaria, epiglotis bífida, polidactilia y, con menos frecuencia, anomalías renales y malformaciones genitourinarias. Epidemiología Se han descrito unos 100 pacientes hasta la fecha. Descripción clínica La mayoría de pacientes con PHS presentan al nacer polidactilia esquelética del tercer o cuarto dedo o polidactilia postaxial; o bien puede presentarse sindactilia cutánea y displasia ungueal. Las características faciales pueden incluir nariz corta, puente nasal plano y orejas de implantación baja, anguladas posteriormente. Se ha descrito también paladar hendido, úvula hendida y frenillo bucal múltiple. Una epiglotis bífida asintomática es casi patognomónica; sin embargo, algunos pacientes presentan hendiduras laríngeas posteriores más graves que conducen a una insuficiencia respiratoria potencialmente letal. El hamartoma hipotalámico es con frecuencia asintomático; sin embargo, puede estar asociado con panhipopituitarismo. En casos graves puede también producirse una insuficiencia suprarrenal primaria aguda, así como formas más leves de insuficiencia suprarrenal. En algunos casos se manifiesta una pubertad precoz. La afectación neurológica puede incluir epilepsia gelástica u otros tipos de convulsiones. Se ha descrito agenesia o displasia renal; también atresia vaginal o hidrometrocolpos, micropene o criptorquidia. Otros hallazgos pueden incluir retraso en el crecimiento intrauterino, lobulación pulmonar anormal, displasia esquelética generalizada con acortamiento mesomélico y arqueamiento radial de las extremidades, ano imperforado y defectos cardíacos congénitos. Etiología El PHS se debe a mutaciones en el gen GLI3 (7p13) que codifica un factor de transcripción activado por la vía sonic hedgehog. Métodos diagnósticos El diagnóstico clínico de los pacientes con al menos un miembro de la familia con PHS exige tres hallazgos: hamartoma hipotalámico, visualizado en la resonancia magnética (RM) sin intensificación con el contraste, masa hipotalámica en la línea media que es isointensa con respecto a la sustancia gris en todas las secuencias de pulsos, y polidactilia central. Este diagnóstico se puede confirmar mediante la secuenciación de GLI3. Diagnóstico diferencial El diagnóstico diferencial incluye los síndromes oral-facial-digital tipo 6, de Holzgreve-Wagner-Rehder, de McKusick-Kaufman, de Holt-Oram, de Bardet-Biedl, de Smith-Lemli-Opitz y hamartoma hipotalámico congénito; así como craneofaringioma y los síndromes de cefalopolisindactilia de Greig y de Ellis Van Creveld. Diagnóstico prenatal Puede considerarse un test genético prenatal en familias con una mutación conocida de GLI3; la RM fetal puede excluir el hamartoma hipotalámico. Las presentaciones familiares del PHS suelen ser más leves que las esporádicas. Consejo genético El PHS es autosómico dominante, con un riesgo del 50% de transmisión a la descendencia, pero su expresión es muy variable y muchos casos se deben a mutaciones de novo. Manejo y tratamiento El tratamiento es sintomático. Al nacer un paciente con polidactilia, debe vigilarse la respiración y realizarse una laringoscopia indirecta. Puede ser necesaria una traqueotomía. En caso de imperforación anal debe corregirse quirúrgicamente. Las exploraciones de imagen deben incluir RM para evaluar el hamartoma hipotalámico, radiografías de manos y pies, un estudio esquelético completo, y ecografías renales. Deben realizarse exámenes de laboratorio, incluyendo un análisis endocrinológico completo y del metabolismo de colesterol, ya que puede requerirse el tratamiento sustitutivo de múltiples hormonas indefinidamente. Pronóstico El pronóstico suele ser bueno. Sin embargo, en las formas más graves, el panhipopituitarismo y las malformaciones graves de la vía aérea pueden ser letales; el ano imperforado también puede ser letal si no se identifica. Los déficits intelectuales y las alteraciones del comportamiento no tienen una correlación directa con el síndrome. Revisores expertos: Dr Leslie BIESECKER - Última actualización: Mayo 2013

 

Entidades relacionadas: